Cuando busco más de Dios, “más problemas vienen” - 25 de Febrero 2015 - Blog - SANTA MARIA TRONO DE SABIDURIA

SANTA MARIA TRONO DE SABIDURIA

Sábado, 2016-12-10, 10:38 AM

Bienvenido(a) Huésped | RSS | Inicio | Blog | Registrarse | Entrada

Inicio » 2015 » Febrero » 25 » Cuando busco más de Dios, “más problemas vienen”
7:28 AM
Cuando busco más de Dios, “más problemas vienen”

Durante mi más de dos décadas y media de haberle entregado mi vida a Dios y vivir para Él he escuchado repetidamente esta frase: “Cuando busco más de Dios, más problemas vienen a mi vida” y terminan la frase con una pregunta: “¿Por qué?”.

Realmente no sé en qué momento de la historia relacionamos la cantidad de problemas que nos vienen con el hecho de estar más cerca de Dios, es decir: Cómo fue que comenzamos a pensar que si me acerco más a Dios más problemas me vendrán.

Y es que esto es una constante en muchas personas que al verse en situaciones difíciles relacionan que sus problemas vienen por el hecho de “quererse meter más con Dios”, “buscar más de Dios”, “estar más consagrado a Dios”, etc.

Hoy quiero desvirtuar esta mentira que en mi opinión viene de un pensamiento lanzado por el enemigo, porque, ¿En qué cabeza fría puede caber la idea que estando cerca de Dios más problemas nos vendrán?, en pocas palabras y viéndolo de otro modo: “No te metas mucho con Dios porque te ira mal”, ¿Es eso lo que creemos?, y no me digas que no, porque todo el que dice: “Entre más me meto con Dios, más problemas me vienen”, lo que estás transmitiendo es que estar cerca de Dios no es bueno.

Comencemos por analizar el porqué de esa frase, por qué decimos o pensamos que entre más nos acercamos a Dios más problemas nos vienen:

Yo opino que ese pensamiento además de provenir de una artimaña del enemigo para hacernos pensar que no debemos acercarnos mucho a Dios, también es el resultado de NUESTRAS EXPECTATIVAS.

Es decir: Cuando nos acercamos a Dios pensamos que nada nos puede pasar, que no vendrán problemas, que todo se solucionará rápidamente, pero la realidad es que NO siempre pasa eso, y es que el hecho de acércanos a Dios no nos da la total seguridad que las cosas que estamos viviendo se solucionaran o que por alguna razón desaparecerán en un instante. Entonces el hecho de creer que TODO se solucionará nos hace estar a la expectativa de las cosas y más sensibles a detectar problemas y esto es porque tenemos grandes expectativas, esperamos que pasen muchas cosas, pero ¿Qué tal si no pasa nada?, ¿Qué tal si todo sigue igual o peor?, ¿Acaso es culpa de Dios?, la mayoría de problemas que enfrentamos son consecuencias de nuestras malas decisiones, son consecuencias de nuestros errores y lastimosamente nosotros terminamos echándole la culpa a Dios por lo que nos pasa, cómo que si Él nos obligó a tomar ciertas decisiones equivocadas que tomamos.

¿Qué le pasa a un persona que no está y no quiere estar cerca de Dios?, simplemente no espera mucho en su vida, es decir no espera que pasen grandes cosas, ¿Está enfrentando problemas?, definitivamente y problemas muy grandes, pero como no espera que grandes cosas pasen en su vida, simplemente se acostumbra a esos problemas sin echarle la culpa a nadie. En cambio un cristiano que busca a Dios quiere que todo se le resuelva, entonces al no recibir rápidamente las respuestas que busca opta por creer que ahora que se ha acercado a Dios, “más problemas le vienen”, y no es que le vengan más, sino que él está más sensible a los problemas y expectante a que desaparezcan.

Amados hermanos y hermanas, debemos estar conscientes que diariamente enfrentaremos toda clase de problemas que pondrán a prueba nuestra fe, el hecho que seas cristiano o te acerque más a Dios no significa que los problemas van a desaparecer, lo que significa es que ahora tienes a Dios de tu lado, quien está dispuesto a fortalecerte en medio de toda tormenta que te toque enfrentar.

Hay momentos en donde Dios no va a solucionar los problemas que tú quieres que solucione, sino que Él te va a fortalecer y proveer lo necesario para que salgas adelante en esa batalla, no esperes que las cosas desaparezca de la noche a la mañana, hay cosas que simplemente tienes que enfrentar, cosas que son consecuencias que tienes que sobrellevar, pero lo lindo de todo es que Dios está y estará de tu lado.

No pienses que entre más te acercas a Dios más problemas te vienen porque esa es una mentira del enemigo, porque entre más te acercas a Dios, más fortalecido y fuerte deberías estar para enfrentar todo lo que haya que enfrentar, porque Dios te ha hecho un victorioso, por lo tanto con su ayuda puedes vencer.

Jesús dijo: “Yo soy la vid; vosotros los sarmientos.  El que permanece en mí y yo en él, ése da mucho fruto; porque separados de mí no podéis hacer nada. ”  (Juan 15  5)

En pocas palabras Dios quiere que estemos cerca de Él.

El apóstol Pablo reconoció que solo estando con el Señor podemos vencer: Todo lo puedo en Aquel que me conforta. Filipenses (4 13). Ojo en este versículo a la frase: “en Cristo”, es decir: “estando en Él o cerca de Él”.

Hoy te invito a que busques más de Dios, problemas siempre habrán mientras estemos en esta tierra y con este cuerpo corruptible, pero estando cerca de Dios los problemas son solucionables, Dios ha de estar contigo en cada momento como lo prometió y no te dejará, por lo tanto estar cerca de Dios es una garantía de victoria final.

No te dejes engañar por las mentiras del enemigo quien te quiere hacer pensar que es mejor estar lejos de Dios en lugar de cerca, porque estando lejos de Dios estarás más propenso a caer en las garras del devorador, la Biblia dice: Sed sobrios y velad. “Vuestro adversario, El Diablo, ronda como león rugiente, buscando a quién devorar.” (1 Pedro 5 8)

Es hora de acercarnos a Dios, de buscarlo con todo nuestro corazón, de no permitir que las circunstancias de la vida nos hagan pensar cosas equivocas, al contrario, nuestra fe tienen que mantenerse firme a pesar de cualquier situación, porque Dios prometió hacer cosas maravillosas entre nosotros.

¡Estar cerca de Dios es lo mejor!

Oh Dios, escudo nuestro, mira, pon tus ojos en el rostro de tu ungido.

Vale más un día en tus atrios que mil en mis mansiones, estar en El umbral de La Casa de mi Dios que habitar en las tiendas de impiedad.

Porque Yahveh Dios ES almena y escudo, él da gracia y gloria; Yahveh no niega La ventura a los que caminan en La perfección.

¡Oh Yahveh Sebaot, dichoso El hombre que confía en ti!

Salmos 84:10-12

Vistas: 225 | Agregado por: santamaria | Valoración: 0.0/0
Total de comentarios: 0
Solamente los usuarios registrados pueden agregar comentarios.
[ Registrarse | Entrada ]

Formulario de entrada

Búscar

Calendario

«  Febrero 2015  »
LuMaMiJuViSaDo
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
232425262728

Nuestra encuesta

Estimen mi sitio
Total respuestas: 8

Mini Chat

200

Estadísticas


Total en línea: 1
Invitados: 1
Usuarios: 0